¿Qué hay detrás de una compra online?

¿Qué hay detrás de una compra online?

¿Qué hay detrás de una compra online?

Estamos en la era de la satisfacción de las necesidades en el menor tiempo posible, esta es una realidad que día a día toma más fuerza y gracias a los avances de la ciencia y la tecnología hemos sido testigo de cómo los procesos de producción, logística y servicios se optimizan de manera constante, generando respuesta casi inmediata a lo que necesitamos y deseamos.

Las compras han evolucionado, el consumo ha aumentado, los procesos se han perfeccionado, nos volvemos cada vez más exigentes, más demandantes y el sistema que mueve empresas, personas y bienes se ajusta para entregar al cliente lo que solicita.

El mecanismo de comprar online es actualmente un canal que no para de crecer, la facilidad para adquirir productos y servicios, en un mundo en el que la personas tienen cada día menos tiempo disponible, es la solución para comprar invirtiendo solo unos minutos.

Pero, nos hemos preguntado alguna vez, ¿Qué hay detrás de ese clic de compra?, desde ese momento se generan varios procesos que mueven la industria convirtiéndose en un generador automático de oportunidades y desarrollo,

La expectativa del cliente es recibir su compra lo antes posible, tener siempre presente dónde está su paquete y que al recibirlo sea lo que él está esperando. Sin embargo, queremos enfocarnos en todos los procesos ocultos para el consumidor, desde la compra hasta la entrega en el domicilio del cliente, en los que intervienen personas que hacen parte de una cadena productiva generadora de empleo.

Es importante que los consumidores estén consientes de los procesos que se activan detrás de su decisión, cada proceso es en sí una articulación de personas que trabajan con el único fin de generar satisfacción al cliente final, desde producción de materias primas, manufactura, almacenamiento y distribución, imagina la cantidad de personas que trabajan para entregar tu pedido.

Toda esta información se carga en las plataformas, el pedido, stocks, aprovisionamiento, pagos, facturación y logística, son el punto de partida, aportan trazabilidad a los pasos de la cadena e inician los procesos que incluso van más allá de la logística del ecommerce.

Se preparan los pedidos para despacho

Existen dos modalidades, la primera es contar con un stock en el almacén, si este es el caso, se extrae el producto, se empaqueta, etiqueta y finalmente se entrega a la empresa de transporte. La otra modalidad es que el producto no esté disponible y se solicite al proveedor.

Se realizan los pedidos

Sea cual sea la modalidad, en este momento se generan nuevos pedidos, aquí por cada producto y proveedor generamos activaciones que desencadenan nuevas logísticas, fabricación de productos, solicitud de materias primas.

Comienza la magia en la que se conectan personas y procesos, empresas grandes, medianas y pequeñas, desde corporaciones hasta artesanos, los movimientos que se desencadenan pueden darse en tu localidad, pueden abarcar otras regiones del país, otros países y continentes, todo eso está detrás de tu decisión de compra, de tu clic.

La globalización ha hecho posible que podamos comercializar productos en el mundo entero, que seamos más eficientes en cuanto a costos y tiempos, que la competitividad se extienda mucho más de las fronteras locales y podamos tener acceso a artículos que se producen al otro lado del mundo.

Es sin duda una ventaja, pero después de evaluar con más detalle los efectos de la globalización, muchos consideran que es una ventaja que debe administrarse, comprender cual es el impacto que se genera al elaborar un bien en un país para que termine consumiéndose en otro, que además probablemente ni siquiera se encuentra en el mismo continente, es importante analizarlo.

Una cadena de empresas forma parte de este proceso, en el que se agregan costos de traslados, impuestos de importación, intermediarios, entre otros, el dinero se distribuye entre muchas manos, en economías y localidades de las que buena parte se encuentran fuera de nuestro país.

Consumir productos nacionales, evidentemente contribuye a la economía de nuestro país, favorece la generación de empleo, activa la generación y repartición de las ganancias, por otra parte, también tiene un efecto sobre la salud, la preservación de la diversidad cultural y el ecosistema, esta decisión contribuye al bienestar de nuestro entorno, mejorando tanto las economías locales como el medio ambiente.

Los principales benéficos ambientales se generan por la reducción de gases de efecto invernadero, dado que los medios que transportan los productos desde lugares lejanos generan más emisiones, además los embalajes se reducen porque los productos al transportarse en trayectos más cortos no requieren de tanta protección.

Finalmente es importante preguntarnos ¿Cuántas oportunidades en términos de educación, salud y bienestar podemos generar a las familias productoras?

Transporte desde el origen y logística

Cuando los productos son de proveedores de otros países, los tiempos de entrega se alargan, los tránsitos marítimos pueden llegar hasta a los 35 días, a esto hay que sumarle los tiempos en aduana y el transporte terrestre.

En el caso de comprar productos nacionales o locales, los tiempos son mucho más cortos y los costos agregados son menores.

Las entregas de los productos por lo general son servicios que realizan empresas especializadas, operadores logísticos que manejan la estructura adecuada para realizar la distribución, aprovechan la masa de clientes y generan economías a escala.

En algunos casos sus servicios se extienden hasta la conocida logística de última milla, realizando las gestiones para entregar a domicilio o aliándose con empresas de paquetería para realizar las entregas lo más pronto posible.

Satisfacción al cliente y el impacto a nuestra sociedad

Hemos visto de manera rápida y resumida que nuestras compras pueden contribuir a conceptos como la economía colaborativa y la sostenibilidad, a la generación de empleo y tejido social. El poder de los consumidores es mucho mayor de lo que pensamos, pequeñas decisiones en nuestro carrito de compras pueden tener un fuerte impacto en tu comunidad.

Porque creemos en construir prosperidad, apoyándonos los unos a los otros. te invitamos a conocer Compro lo Nuestro, donde podrás descubrir nuevas marcas, más cerca de ti, con un clic apoyarás a los productores locales, artesanos, pequeñas y medianas empresas, nuestro país y su gente.